Consejos para dibujar a los abuelos de la mano de la ilustradora Agurtzane Abajo

Nos hace muchísima ilusión poder contar con Agurtzane Abajo, la maravillosa ilustradora detrás del nombre de Saludos al pollo.  y autora de “Mi abuelo y yo”  de Mi Cuento, un libro personalizado hecho con mucho cariño.

Conocimos a Agurtzane y su trabajo en los inicios de KREIVA BOX. Buscábamos una ilustradora para que nos retratara y la verdad es que tanto el trato como el proceso y por supuesto el resultado final no pudo gustarnos más 🙂 

Cuéntanos Agurtzane, ¿cómo empezó todo?

Digamos que desde que comencé a dibujar, nunca lo dejé, el dibujo siempre ha estado presente en mi vida, en menor medida cuando trabajé durante unos años como diseñadora gráfica, pero allá por el 2011, con esa etapa de recesión acechando, decidí apostar por mi sueño, dejar mi puesto de trabajo en la agencia de comunicación y convertirme en ilustradora freelance.
Desde entonces he trabajado ilustrando campañas publicitarias, folletos, carteles y últimamente ilustración editorial infantil, que es un campo que me apasiona.

¿Qué es lo que más te gusta de la ilustración?

Lo que más me gusta de la ilustración es el poder brutal que tiene de comunicar, es un lenguaje universal y creativo, y con ella todo es posible, no hay límites.

¿Qué consejos le darías a los niños y niñas a quién les gusta mucho pintar y dibujar?

¿Y a los que no les gusta tanto o piensan que “no saben”?

A los niños que les gusta mucho dibujar y pintar, por supuesto que sigan haciéndolo, esta claro que si disfrutan, esa actividad les suma, y sobre todo que disfruten del proceso en sí, no del resultado final, y menos aún de si el resultado cuenta con la aprobación o no de alguien, el proceso es lo enriquecedor.
Y a los que no les gusta tanto o piensan que no saben, si les apetece seguir intentándolo, perfecto, sin ningún tipo de presión, está claro que no todos disfrutamos con las mismas actividades. Pero los que dicen que no saben, me gustaría decirles que todos dibujamos antes de escribir, ya que hacer un garabato, ya es dibujar, y nadie nos enseña a hacerlo. Está en cada uno que quiera seguir entrenando ese don creativo con el que nacemos, recalco, todos y todas.

Cómo hacer un dibujo de tu abuelo paso a paso

1. Empezamos por la cabeza, para ello trazamos una forma ovalada, eso será la cara.
2. Después, añadiremos 2 semicírculos a los lados, que serán las orejas, no te cortes en hacerlas grandotas, los abuelos suelen tenerlas de buen tamaño.
3. Ahora añadiremos el pelo, para ello, haremos unos trazos a ambos lados, quedando la parte de arriba despejadilla (esto dependerá de cuánto pelo tenga tu abuelo)
4. Dibujamos 2 circulitos, que serán los ojos, y encima unos trazos que serán las cejas.
5. Seguimos con la nariz que al igual que las orejas, suele ser grandota y la boca, así, con una súper sonrisa.
6. Ésta parte es importante, ahora hay que añadir las arrugas, la señal de la sabiduría, unas líneas en la frente, otras bajo los ojos y a cada lado de la nariz, ¡cara terminada!
7. Continuamos con el cuerpo, empezamos por el cuello, después dos triángulos hacia abajo harán de cuellos de camisa, el jersey, con otro triángulo para hacerle el cuello de pico, y por último, las manos, si no se te da demasiado bien hacer los 5 dedos, también puedes hacer 2 formas ovaladas. Podemos hacerlo más estréchalo, o más ancho, según la forma del cuerpo de nuestro abuelo.
8. Ya terminando, los pantalones y los zapatos, con piernas más estrechitas o la opción con piernas más gruesas. ¡Ya tenemos a nuestro abuelo!

9. Ahora llega la parte más divertida, darle color; al pelo, al color de su piel, a la camisa, al jersey y a los zapatos. Sé libre de probar los colores que te apetezcan, hacerle el estampado al jersey o la camisa que más te inspire,… tú decides.

Espero que te hayas divertido con la creación de este personaje entrañable, y sobre todo, que hayas disfrutado del proceso.
¿Te gusta? Compártelo

Deja un comentario