Descargable: Paperdoll sin prejuicios

¿Sabías que a partir de los 5 años, las niñas empiezan a creer que no son tan inteligentes o capaces como los niños? ¡Increíble, pero cierto!

Y la culpa la tenemos los adultos, la forma en la que los tratamos, la diferenciación desde pequeñitos de lo que se considera “de niñas” o lo que se considera “de niños”. En definitiva, los estereotipos. Quién no ha oído alguna vez a alguien decirle a un niño, no llores que pareces una nena… o dedicarle a las niñas constantes comentarios sobre lo bonitas que están o lo bien que les queda esa falda.

Para una sociedad justa e igualitaria, necesitamos niños y niñas libres de estereotipos y aunque es una tarea casi imposible, ya que vivimos en una sociedad que nos los transmite constantemente a través de la televisión, la literatura, las opiniones… es nuestro deber como adultos hacer lo posible para que como mínimo nuestras niñas y niños sean conscientes y puedan identificar las desigualdades y los prejuicios.

Paperdoll juego Descargable

¿Cómo podemos identificar si nuestro hijo o hija tiene prejuicios de género?

Hemos creado un juego muy simple, que nos ayudará a identificar y hablar sobre los prejuicios con los más pequeños. Se trata de un “paperdoll” o lo que es lo mismo, la muñeca de papel de toda la vida. Esta muñeca es un poco especial, ya que la figura es ambigua, no sabemos si es un niño o una niña y los complementos con los que podemos vestir a esta figura son típicamente asociados a un género u a otro.

Ni todas las niñas tienen el pelo largo y juegan con bebés ni todos los chicos tienen el pelo corto y juegan al fútbol.

Juegos DIY KREIVA BOX

¡Juguemos a identificar roles!

Es importante que el adulto vaya guiando o haciendo preguntas para identificar qué estereotipos van saliendo a través del juego. Con preguntas como por ejemplo, ¿cómo se llama este personaje? si la respuesta es “Adrián” la siguiente pregunta podría ser Ah! Entonces ¿es un chico? y ¿cómo sabes que es un chico? “porqué tiene el pelo corto” ¡Ah claro! Pero las chicas también pueden tener el pelo corto, ¿no? Y así poco a poco iremos destapando estereotipos y dando pie a hablar de ellos y a ofrecer otro punto de vista.

En nuestro caso, este pequeño juego ha sido muy revelador, ya que no pensábamos que la peque tuviera tantos estereotipos instaurados en su cabecita. Y aunque no vamos a cambiarlo de un día para otro, como mínimo nos ha servido para hablar del tema y hacerle ver que no hay una “normalidad” y que lo importante es la diversidad y el respeto. 

¿Te animas a jugar con tu peque? Déjanos tu email y te enviaremos un enlace para que te descargues la plantilla ¡Nos encantará saber los resultados y tus opiniones!

 

¿Te gusta? Compártelo

Deja un comentario