¿Demasiados juguetes? Sigue la regla de los 4 regalos

KREIVA BOX - La regla de los 4 regalos

La regla de los 4 regalos: No son diez, ni ocho, ni catorce… los regalos de Navidad deben ser ni más ni menos que cuatro. Esto es lo que muchos expertos en educación y salud infantil te recomiendan.

 

¿Solo cuatro? Sí, puede resultarte una cifra imposible de cumplir con abuelos, tíos y otros familiares deseando mimar al peque de la casa. Sin embargo, es un esfuerzo que debes hacer, para evitar lo que hoy se conoce como el síndrome del niño hiper regalado.

Los niños de hoy en día están expuestos de manera casi continua al consumismo, a la publicidad y a infinidad de estímulos que les incitan a poseer cosas y más cosas. Cuando llega la Navidad, proliferan los anuncios de juguetes para niños ¡y son todos tan atractivos! Coches de luces brillantes, barcos pirata que navegan solos por el ancho mar, perritos que mueven la cola y siguen a su dueña… resulta casi imposible decidirse, así que los niños optan por pedir todo y más en su carta a los Reyes.

Al final, lo que está ocurriendo, es que los más pequeños reciben muchos más regalos de los que pueden asumir y, al final, no son capaces de pasar ni un día entero con cada uno de los juguetes que han recibido y dejan de valorarlos. Se podría decir que pierden, incluso, la ilusión por cada objeto en concreto.

Seguro que todos hemos visto alguna vez cómo un niño abre un paquete con ansia y, cuando ve lo que hay en su interior, se lanza a por el siguiente descartando el contenido anterior. Para evitar este gran empacho, tenemos la regla de los 4 regalos. Vamos a explicarte en qué consiste para que puedas aplicarla.

¿En qué consiste la regla de los 4 regalos?

en que consiste la regla de los 4 regalos

Esta regla es muy sencilla, se trata de seleccionar únicamente cuatro regalos basándose en unos principios básicos:

1. Regalar algo de ropa, o algo que le sirva para llevar puesto: ropa, zapatos, complementos, un bolsito, etc.

2. Regalar algo para leer.

3. Regalar algo que realmente les haga mucha ilusión, algo que hayan pedido de manera constante.

4. Regalar algo que les haga falta, puede ser algo práctico o un complemento para un juego que ya tienen. Por ejemplo, si tienen un circuito de trenes de madera, se le puede regalar una locomotora, un túnel o un vagón de pasajeros. En esta categoría también entraría regalar un juguete educativo.

Calidad vs cantidad

Lo que está claro es que debe primarse la calidad por encima de la cantidad. Sí, un verdadero reto teniendo en cuenta la cantidad de peticiones que reciben los Reyes.

Pero es que realmente, cuando reciben una cantidad ingente regalos, los niños son incapaces de disfrutarlos y de valorarlos. Aunque hayan recibido justo lo que ellos habían pedido, esta avalancha de objetos termina por hacerles sentir vacíos. Los regalos para niños acaban siendo acumulados en estanterías o armarios y nunca más vuelven a ser utilizados.

Es importante evitar a toda costa este sobre estímulo y regalar algo creativo para hacer en familia y que se pueda compartir.

Y tú, ¿Qué vas a regalar estas Navidades? ¿Cómo lo haces para no llenar de regalos a los niños? 

¿Te gusta? Compártelo

Deja un comentario