Las manualidades niños como una herramienta al servicio del desarrollo infantil

Las manualidades para niños no forman parte simplemente del área del entretenimiento. Actualmente sabemos que la creatividad, la imaginación y el desarrollo intelectual están íntimamente unidos a este tipo de actividad. Crear, usar las manos, pintar, construir, organizar espacios y objetos… los colores, el movimiento. Todo forma parte de un mundo que, para los niños, implica diversión, pero que les ayuda a crecer, madurar y resolver problemas. Como bien sabes, tu hijo puede crear mundos con un trozo de cartón y unos colores.

Lo que dice la pedagogía actual

Actualmente, incluso en la escuela, se introducen actividades en las que los niños crean con sus propias manos a través de las manualidades. La pedagogía incluye las manualidades dentro de las herramientas útiles para el desarrollo infantil. Tanto a nivel creativo como intelectual, este tipo de actividades ayudan al desarrollo psicomotriz, emocional e intelectual.

Los beneficios de que los niños realicen manualidades

Los beneficios directos de que tu hijo realice manualidades en el colegio, en casa y en actividades extraescolares son muchos y distintos:

– La estimulación de los procesos cognitivos, ya que mediante el uso de las manos el niño utiliza no solo sus capacidades psicomotrices finas, sino que también pone en juego la toma de decisiones, el procesamiento de la información, la resolución de problemas y la impronta personal sobre el objeto creado.

– La creatividad es una de las habilidades que menos se trabaja en la formación académica reglada. Por tanto, darle un espacio a tu hijo para que desarrolle esta facultad le ayuda a mejorar su capacidad para reorganizar la información de forma nueva y única, de manera personal. La creatividad reside, sobre todo, en el lóbulo derecho del cerebro, mientras que las cualidades intelectuales más lógicas residen en el izquierdo. Desarrollar ambas es necesario para un buen equilibrio funcional.

– Se desarrolla la perseverancia y la paciencia, ya que muchas manualidades requieren de unos pasos muy calculados y secuenciales. Tu hijo aprende así a trabajar poco a poco para lograr el objetivo final. Por tanto, esto le ayudará en las demás áreas de su vida.

– Unido a las cualidades anteriores está la atención y la concentración, ya que se trabaja minuciosamente, por pasos, con partes que deben ir elaborándose poco a poco, con instrucciones concretas.

– Ligada a la atención está la memoria que se irá desarrollando a través de los trabajos manuales. En ellos también se asientan los pasos, los procesos y se observa cómo lo realizan los adultos o profesores.

Por último, padres y educadores estamos de acuerdo en este punto, no debemos olvidar que las manualidades en niños les ayudan a mejorar su autoestima ya que se ven capaces de lograr retos y sus creaciones son elogiadas por los demás.

¿Te gusta? Compártelo

Deja un comentario