Marcapáginas infantiles DIY

Os enseñamos a hacer marcapáginas infantiles personalizados para los libros favoritos de tus peques.

¡Hoy es Sant Jordi! En Kreiva Box nos encanta este día: demostraciones de amor en todas sus formas, paradas de libros en las calles, intercambio de rosas y libros… Y siguiendo la temática de este gran día, hoy os compartimos un paso a paso que va muy relacionado con los libros. ¡Os vamos a enseñar a hacer unos marcapáginas infantiles de manera muy fácil! Así, los peques sabrán en qué página estaban la última vez que leyeron el libro, de una manera muy divertida y que seguro les atrae.

¿Cómo hacer marcapáginas infantiles?

Edad: 5-10 años  Tiempo: 30 minutos – 1h

Materiales qué hemos utilizado: 

  • Cartulinas de distintos colores.
  • Lápiz.
  • Tijeras. 
  • Regla.
  • Barra de pegamento. 
  • Rotulador negro o rotuladores de colores.

Paso 1: 

Lo primero que necesitamos es una hoja de papel blanca o cartulina.

Paso 2: 

Dibuja en la hoja de papel en blanco tres cuadrados de 6cm cada uno. Para hacerlos mejor y exactos, hemos usado una regla.

Paso 3: 

Dibuja una línea diagonal en los dos cuadrados situados en los extremos. Tal y como os mostramos en la fotografía.

Paso 4: 

Colorea con el lápiz las mitades que quedan en el exterior.

Paso 5: 

Ahora corta la silueta exterior de la figura. Las áreas que has coloreado tienen que quedar fuera de la figura.

Paso 7: 

¡Ya tenemos la plantilla que usaremos como marcapáginas! Ahora puedes usar esta plantilla en la cartulina del color que quieras hacer el marcapáginas, y corta la forma que has dibujado.

Paso 8: 

Dobla los lados triangulares y pégalos entre ellos, de modo que te quede una figura cuadrada. Importante: el pegamento debes aplicarlo a la cara exterior de la primera pestaña que doblaste, y luego pegar la otra pestaña.

Paso 9: 

Una vez habéis preparado la base del marcapáginas en cartulina, llega la parte más divertida para hacer con los niños. ¡Decorarlo cómo más te guste!

Paso 10:

Primero, le creamos los ojos. Hemos recortando dos trocitos de cartulina verde y dos trocitos de cartulina blanca (recortados un poco más pequeños).

Paso 11:

Con cartulina roja, hemos creado una lengua larga,  la hemos pegado con el pegamento en la base que teníamos hecha.

Paso 12:

Con el rotulador negro, hemos pintado los ojos y la nariz.

¡Y sorpresa! Tenemos una fantástica rana que custodiará nuestro libro.

Puedes crear tantos marcapáginas como quieras: nosotros hemos hecho unos cuantos de animales, pero puedes hacer cualquier cosa que te venga a la mente, ¡sólo deja volar tu imaginación!

Nos gustaron tanto, que hemos decidido hacer varios marcapáginas infantiles. ¡Os dejamos algunos ejemplos para que os inspiréis!

¿Te gusta? Compártelo

Deja un comentario