7 Tips para un verano más sostenible

Mucha gente ha empezado a tomar medidas en casa para utilizar menos plásticos y ser sostenibles. En este artículo te proponemos algunas medidas para llevar un verano más sostenible e involucrar a los niños en el cuidado medioambiental.

Trucos para un verano sostenible

Los consejos que te damos nos permiten ser más respetuosos con el planeta y, además, puede ser muy divertido.

Utiliza el transporte público

Si tus hijos se desplazan en coche o en autobús, montar en tren será una experiencia nueva y gratificante. Enséñale las ventajas de utilizar los transportes públicos para contaminar menos y disfrutar de un aire más puro.

Todo lo que va, vuelve (menos los bocadillos)

Durante el verano, las jornadas de playa o los picnics en el campo son las diversiones favoritas de los más pequeños. Sin embargo, deben hacerse responsables de no dejar nada a su paso y recoger los envoltorios y deshechos que generen.

Acostúmbralos a llevar un apartado en sus mochilas para guardar bolsas, botellas, papel de aluminio y cualquier resto de comida.

Plásticos no, gracias

Cada vez más nuestra sociedad se va concienciando del exceso de plástico que producimos y consumimos en las actividades más cotidianas.

Propón a tu hijo alternativas a los materiales plásticos que, además, les resultarán divertidas. Por ejemplo, bolsas de tela para ir a la compra, papel de cocina para envolver los bocatas, botellas de cristal para el agua o barquillos para los helados.

Transformar y reutilizar es muy divertido

Existen manualidades que puedes realizar con ellos a partir de botes de plástico, latas de refresco, calcetines viejos… En nuestros kits, una de las actividades principales siempre está enfocada en reciclar la caja de cartón y es que las posibilidades son infinitas. Puedes por ejemplo, hacer una caja de permanencia inspirada en Montessori o bien reciclar el papel de seda y crear un bonito pom-pom en forma de flor. En general, a los pequeños les gustan y es una forma sana y educativa de tenerlos entretenidos en las largas tardes de verano. Aprenderán que tirar los objetos usados no es la única opción y que se pueden transformar para seguir utilizándolos.

Lecturas sobre el medio ambiente

En tu biblioteca encontrarás libros para trasladar a tus hijos mensajes sobre respeto por el medio ambiente, ecología y sostenibilidad. Deja que elijan el más adecuado según sus edades y proponles actividades que vayan en esa línea. Nuestra más reciente adquisición es el libro “L’Ós te calor” de la Lídia Fraguas y Sergi Andújar donde cuenta la historia de un oso que al llegar el verano i debido a las altas temperaturas decide emprender un viaje en busca de tierras más frías. En el camino encontrará diferentes animales i el problema del deshielo. Además de contar una bonita historia, la recaudación está destinada íntegramente a la producción y un  3% se donará a la organización  WWF. Si te interesa lo puedes encontrar aquí

Siempre reciclar

Conocer el color de cada contenedor y qué deben depositar en ellos puede convertirse en un juego durante esta época. Destina en casa un espacio para cada material y anímales a utilizarlos. Al final estarán familiarizados con el reciclaje doméstico y lo harán de forma natural también fuera de casa.

Cuidado con el agua

Es un bien escaso que debemos utilizar con cuidado y enseñar a los niños a valorarla. En verano se utiliza mucha agua en duchas y piscinas, pero en ningún caso deben derrocharla.
El verano es el momento más adecuado para enseñar a los pequeños de la casa gestos que contribuyen a la conservación del medio ambiente. Un verano sostenible será más divertido para ellos y gratificante para todo.

 

Si te han gustado estos consejos y quieres un poco más, mammaproof ha escrito una guia para un verano sostenible muy recomendable. La podrás descargar gratuitamente desde su web

 

¿Te gusta? Compártelo

Deja un comentario